El Cerrito
Kahuana
El Pantanillo
La Finca
La Saraza
Mi Jaragual
La Valeria

Finca El CerritoFamilia Ceballos Gallo
El Camino de la familia Ceballos Gallo (Diego, Dora y Sandra), proveniente de Marinilla, tomó un nuevo rumbo en el año 2000 cuando tuvo la oportunidad de crecer como familia y mejorar su convivencia con todo el entorno. A partir de un proceso de aprendizaje en la Escuela campesina, la motivación y las ganas de cambiar el estilo de vida era mayor. Fue entonces cuando Diego ingresó a la Asociación de Productores Campesinos del Oriente Antioqueño (ASOCAMPO) y orientó a su familia para multiplicar y aprender cada vez más sobre un proceso que no es una forma de subsistir sino un estilo de vida donde la interacción con las plantas, el suelo, el agua, los árboles y las personas son mucho más significativos que obtener dinero y poder a costa de la salud de muchas personas. Somos una familia completamente convencida de que la esencia de la vida está en los pequeños detalles, en cada amanecer, en lo bueno que podamos hacer por otras personas y, lo más importante, la conexión y la unión con la que trabajamos.

Finca KahuanaYolanda Páez y Albino Idárraga
Yolanda Páez Villares y Albino Idárraga Amaya conformamos la feliz familia propietaria de la finca Kahuana desde el año 1998. Somos profesionales de las ciencias agropecuarias y la parte de la vida que llevamos juntos, la hemos vivido de una manera justa, actuando y promoviendo acciones amigables de mutuo respeto y armonía con todos los seres vivos que nos rodean, en consecuencia de esta forma de actuar adoptamos la agricultura ecológica como la forma a través de la cual producimos nuestros alimentos y cuidamos el planeta, ya que siempre hemos rechazado los procesos de envenenamiento físicos y mentales a los que estamos siendo sometidos. Trabajamos desde la agroecología como propuesta para una vida digna. Desde 2006 hacemos parte de la RECAB y desde 2012 de ASOCAMPO.

 

 

Finca El PantanilloFamilia Mamián Cárdenas
La familia Mamián Cárdenas proviene de distintas regiones del país y se estableció en el municipio de Marinilla desde hace varios años. Nuestra familia está conformada por 5 miembros: Weimar, Anne Leidy, nuestro hijo Benjamín y sus abuelos; sin embargo decimos que hay un sexto: Víctor, amigo y compañero, quien es un miembro más de la familia pues juntos hemos construido la finca El pantanillo, un espacio donde se vive la agricultura familiar, se preservan prácticas agrícolas ancestrales, ecosistemas biodiversos, semillas criollas y nativas. La historia de la finca se remonta al año 2003 cuando participamos en la Escuela campesina del municipio de Marinilla, cuyo objetivo era impulsar la seguridad alimentaria de las familias campesinas. Hemos participado en proyectos temporales con la FAO, COREDI y el Politécnico Colombiano Jaime Isaza Cadavid. En el año 2013 El pantanillo se hizo miembro de ASOCAMPO. Creemos en la agroecología como un modelo sostenible, sustentable y replicable que procurará una mejor calidad de vida a generaciones futuras; una forma de cuidarnos y de intervenir nuestro entorno de una manera respetuosa y responsable. Producimos, transformamos y comercializamos nuestros productos bajo parámetros colectivos de calidad, el mercado justo y el cuidado de nuestro entorno.

Finca La FincaFamilia Naranjo Salazar
Esta familia de Marinilla es la familia Naranjo Salazar. Aleida y yo, Iván, formalizamos nuestra relación en el año 1995 y desde entonces hemos caminado juntos por el camino de la subsistencia. No hemos tenido hijos, pero llevamos una relación de amistad grande con nuestros sobrinos, quienes consideramos miembros activos de la familia y los cuales nos apoyan en las actividades productivas de la finca, sin olvidar a nuestras mascotas, los perros, que nos acompañan a todas partes. Decidimos trabajar la agricultura ecológica porque consideramos que somos grandes deudores de la naturaleza dada la gran extracción de recursos y el deficiente retorno hacia ella. Somos de tradición campesina, siempre hemos vivido en el campo y pensamos que la producción con agro tóxicos no es necesariamente la mejor; sabemos que afecta circunstancialmente la biología del suelo y nuestra biología también.
Desde hace 10 años pertenecemos a ASOCAMPO, donde nos hemos formado y relacionado con otros campesinos que tienen pensamientos similares a los nuestros, hemos gestionado recursos para adelantar iniciativas y nos hemos dado cuenta de que en el mundo hay muchas personas que piensan igual; no somos más, pero somos bastantes. Queremos que el mundo conozca más sobre la agricultura ecológica.

Finca La SarazaFamilia Ramírez Saraza
Somos la familia Ramírez Saraza (Iván y Flor), proveniente de Marinilla. Nuestra familia está conformada por cinco personas y todos pertenecemos a la asociación ASOCAMPO desde el 2006. Aunque nuestro interés en la alimentación saludable viene aproximadamente desde el 2000, nos interesamos en el tema de la producción ecológica por los beneficios que recibe nuestro cuerpo, la naturaleza que día a día nos ofrece todo y la familia que nos ha dado unión. Para la certificación, La Saraza (finca) se ha estado adecuando desde 2011 con la ayuda de un asistente técnico profesional en el tema de producción ecológica. El cultivo que nos representa y con el que más nos desenvolvemos es el de tomate de aliño. En noviembre de 2014 instalamos el plantuladero ecológico El Sueño de Marpen propiedad de Stid Ramírez Saraza, el miembro más joven de nuestra familia. Desde aquí garantizamos tanto a nuestra familia como a las familias del grupo la calidad ecológica desde la semilla hasta que los alimentos llegan a nuestras mesas.

 

Mi JaragualFamilia Gaviria Soto
Mi Jaragual es una finca agroecológica ubicada en el municipio de Guarne perteneciente a la Familia Gaviria Soto: Santiago, Zamira y nuestra hija Elena. Creemos y aportamos a los lineamiento de la vida natural y el cuidado del medio ambiente. Al ser conscientes de este ideal trabajamos para que como nosotros, las demás personas conozcan los beneficios de una vida saludable porque como dice Hipócrates “Que tu alimento sea tu medicina y tu medicina tu alimento”. Queremos vivir de este modo y por eso cultivamos, cosechamos y trasformamos alimentos ecológicos respetando los ciclos de la naturaleza sin hacer daño al medio ambiente. Por medio del consumo de alimentos 100% ecológicos estamos apoyando a todas las familias de agricultores y campesinos ecológicos para que obtengamos precios dignos y justos que nos permitan continuar con tan ardua labor. La familia o Gaviria Soto trabaja la agricultura biológica desde el año 2006. Estamos asociados a la RECAB como red que promueve la agroecología y a ASOCAMPO como una asociación de pequeños productores..

Finca La ValeriaFamilia Lozano
La granja agroecológica Valeria es propiedad de la familia Lozano, donde Jairo estudiante de Tecnología Agroecológica y su familia crearon un Agroecosistema técnicamente diseñado, diversificado, con bajo impacto ambiental ubicado en el municipio de El Peñol, allí se producen Múltiples productos agropecuarios empleando técnicas armónicas con el medio ambiente, generando rentabilidad, sostenibilidad, y equilibrio ambiental. El sistema está basado en toda una filosofía de maximización de los recursos para Lograr incidir en el mejoramiento del nivel de vida. La granja se ha desarrollado con base en la búsqueda del equilibrio perfecto de la naturaleza, de tal modo que en esta no existan desperdicios si no que todos los productos y subproductos sean manejados como alimento, abonos, combustibles, o aplicados en otros procesos de la producción. Se enriquece el suelo con humus natural y compostajes lo que le da un mayor grado de fertilidad y un aumento de la capacidad de retención de humedad, se respetan y mejoran las Fuentes de agua y el bosque nativo, se hace control de plagas y enfermedades Utilizando Biopreparados y la alelopatía. Todo esto se refleja en un ahorro significativo de impactos negativos en el ambiente evitándose el uso de costosos agro tóxicos que contaminan los productos y deterioran el medio ambiente.

Nuestra familia está conformada por Natalia López y Diego López, felices padres de Umayanay y Wari. Somos una familia joven de profesionales agrónomos que nos dedicamos a trabajar la agricultura ecológica en una finca ubicada en el municipio del Carmen de Viboral; sin embargo, continuamos prestando nuestros servicios como agrónomos a través de asesorías. La finca para nosotros es un laboratorio y lugar de experimentación para la agroecología, lo que enriquece nuestro conocimiento además de proveernos de alimentos y sustento económico a través de la venta de lo que cultivamos ecológicamente. Abandonar la ciudad para vivir en el campo no sólo nos convierte en campesinos sino también en agricultores que viven para preservar la naturaleza a través de la agricultura ecológica.  La integración de la familia en las actividades de la finca que incluyen la alimentación de las gallinas, la siembra de las semillas, la preparación del suelo, el trasplante, la cosecha y la preparación de los alimentos permite que los niños interactúen con su entorno y se genere en ellos conciencia y conocimiento por el respeto de nuestro entorno, asegurando con ello nuestra seguridad y soberanía alimentaria.  Desde el año 2011 hacemos parte de la RECAB y desde el 2012 de ASOCAMPO, aunque nuestra experiencia en agricultura ecológica inició después de salir de la universidad en el año 2008 y hasta la fecha no hemos dejado de practicarla.