Todos nuestros productos son fruto de la armonía y el bienestar que brindamos a nuestro sito de trabajo, el cual compartimos con otros seres microscópicos, macroscópicos y con la fauna que habita en nuestros suelos y predios florecientes de vida. Nuestros alimentos son seleccionados cuidadosamente, no sólo garantizamos que son 100% naturales ya que esto no es  un símbolo suficiente de calidad, sino que realizamos un estricto control de calidad a través de nuestra experiencia como agricultores ecológicos y del apoyo de nuestros aliados: universidades, centros de investigación, entre otros. Nos abastecemos de alimentos provenientes de nuestros propios predios ubicados en varios municipios del oriente antioqueño y otras regiones, por ende buscamos que nuestros alimentos no recorran más de 100 km a la redonda para no incidir negativamente en el cambio climático con la emisión de gases de efecto invernadero.

Nuestras frutas, verduras, legumbres, tubérculos, raíces, semillas, plántulas y flores son cultivados bajo los principios de la agricultura ecológica, la agricultura biodinámica y la permacultura. Por esta razón no usamos pesticidas, fertilizantes sintéticos, herbicidas o semillas transgénicas. Así respetamos los ciclos ecológicos y promovemos la biodiversidad espacial y temporal.

Ofrecemos alimentos sanos, conscientes y responsables a través de sabores auténticos como los que nuestros abuelos alguna vez disfrutaron.

Si quieres hacer parte del cambio, te invitamos a consumir alimentos ecológicos garantizados. De este modo mejoras y conservas tu salud, contribuyes a disminuir los efectos del cambio climático, conservas la biodiversidad y el suelo vivo. Para logarlo juntos necesitamos tu participación, comprensión y paciencia, así podremos satisfacer requerimientos de diversidad de alimentos, calidad, constancia y volúmenes.

Yo apoyo al agricultor ecológico comprándole directamente. Consumo local y consciente practicando el comercio justo y la economía solidaria.