Un smoothie (del inglés smooth: suave) es una bebida cremosa no alcohólica preparada a base de trozos y zumos de frutas, concentrados o congelados, mezclados tradicionalmente con productos lácteos. Un batido verde se puede definir como una debida preparada a partir de vegetales como espinaca y algunas frutas, que después de licuarse presentan un color verde proveniente de la clorofila aportada por los vegetales verdes.

Desde el año 2014 he venido observando la proliferación en internet o en negocios o locales donde se ofertan tan “saludables” alimentos (100%) natural, fresco y desintoxicante) y me ha entrado una duda relacionada con los ingredientes empleados para elaborar dichos batidos. Sin olvidar que siempre nos habíamos alimentado de arroz, arepas elaborada con maíz transgénico y frijoles importados de china, complementado con una rica ensalada de tomate, repollo, zanahoria o lechuga batavia, que sólo representaba en peso un 4% de un almuerzo (bandeja paisa), y ahora dichos batidos se quieren convertir en el 100% de nuestra dieta o al menos así es para un grupo de nuestra población.

Regresando al tema de los ingredientes (hortalizas frescas y saludables), ya que mi trabajo en el oriente antioqueño se fundamenta en asesorar a productores, en este caso de hortalizas ecológicas y en algunos casos a productores de hortalizas convencionales para que al menos implementen Buenas Prácticas Agrícolas, me ha pasado que cada vez que me siento con un productor hortícola convencional se ríe de lo que le menciono cuando le digo que las hortalizas pueden llevar menos pesticidas e incluso ninguno para poder ser producidas casi tratándome de loco al proponer dicha posibilidad.

Si consideramos que de casi 60 mil familias (no es un dato exacto) que en el oriente antioqueño se dedican a la producción agrícola tan solo el 0,02% se dedica a la producción de hortalizas ecológicas ¿de dónde se pueden ofertar tan saludables batidos o en general alimentos para vegetarianos en tanta proliferación de tiendas ecológicas, orgánicas o justas y solidarias?

Qué prácticas emplean algunas de estas familias que no producen bajo BPA o norma ecológica para producir, entre otros, el ingrediente verde de los batidos. Una de dichas prácticas es la fumigación con plaguicidas para el manejo de plagas y enfermedades para lo cual se emplean bombas de espalda (cacorras amarillas), que cuando vamos a pasear a El peñol o a El santuario tanto vemos, o equipos de aspersión como las estacionarias con las cuales se riega más rápido el cultivo (modernización de la agricultura).

Otro factor relacionado con las fumigaciones es que los agricultores desconocen en muchos casos cuáles son las plagas o enfermedades que afectan sus cultivos pues no las saben reconocer o diferenciar y por lo tanto cunado fumigan mezclan muchos fungicidas e insecticidas para acabar con tales plagas o enfermedades; además, se hacen aplicaciones incluso más de 2 veces por semana. Todo lo anterior incrementa las cantidades de productos aplicados y por ende la residualidad de pesticidas.

Existen normas internacionales para fumigar o determinar la cantidad de agua que se debe emplear en la fumigación y por ende la cantidad de plaguicidas permitidos para que no afecten nuestra salud. Dichas pautas determinan entre 200 y 500 litros de agua por hectárea y los agricultores manejan boquillas que descargan por encima de 1000 litros de agua por hectárea, llegando en algunos casos hasta a 2.500 litros de agua cuando se usan las estacionarias.

Lo anterior tiene unas consecuencias relacionadas con riesgos químicos que pueden afectar nuestra salud como consumidores, teniendo en cuenta que muchos de los productos plaguicidas ofertados en el mercado pueden llegar a ser cancerígenos si alcanza determinada cantidades de los mismos en el cuerpo cuando se ingieren en los alimentos que consumimos. En la tabla siguiente se presenta la cantidad de insumos empleados tradicionalmente en la región del oriente antioqueño para el manejo tradicional que se le da a los cultivos de hortalizas como: apio, lechuga, brócoli, cilantro, remolacha y zanahoria establecidas en un área de 5.364 hectáreas.

Tabla de la cantidad de insumos en toneladas demandado para 5.364 ha establecidas en diferentes hortalizas en el oriente antioqueño para el año 2011.

tablaDatos calculados a partir del anuario estadístico de Antioquia 2011.

En el caso de los pesticidas (fungicidas, herbicidas, Insecticidas) el valor aproximado fue de $7.563.240.000,00  en el 2011 en la región del oriente antioqueño en municipios como Marinilla, El santuario, El carmen de viboral, entre otros.

¿Dónde adquieren o de dónde provienen los ingredientes para fabricar los batidos verdes en casa o por fuera de ella? ¿sí son o no saludables los batidos verdes que consumimos hoy día?.

Queda en manos de los consumidores exigir un verdadero batido saludable después de saber dónde se adquieren o de dónde provienen los ingredientes utilizados para su elaboración y no sólo que se les muestren los contenidos de vitaminas y minerales, sino también los residuos de pesticidas y metales pesados que puedan contener o que al menos estén por debajo de los rangos establecidos.

Por lo anterior, consume frutas y verduras ecológicas garantizadas por tu agricultor ecológico de confianza que esté avalado o certificado y que sea consciente de lo que hace.

Henry Ignacio López Daza
Ing. Agr. M.Sc.
Gestor de investigación en producción y mercado de la RECAB.